UN ESPACIO VIRTUAL DADO AL TOPOGRAPHO, ESE VALIENTE CADETE DE UNA HEROICA BRIGADA...

...LLAMADA "GEOMÁTICOS EN ACCIÓN"

www.lavidaazul.tk

www.eltopografo.tk te da la mas cordial de las bienvenidas al Blog de Topographo, este espacio virtual dado por el proyecto integral de
apoyo a la ingeniería
"Geomáticos en Acción".

La Vida Azul©

Post info

Etiquetas:


Comments 0


Author: Topografho


Post escrito por www.eltopografo.tk para el facebook de la Saig UNAM



Durante siglos, las minas mexicanas se habían explotado de manera irracional y sin medida. Esto produjo una caída importante en la producción, siendo esto causa de gran alarma para el gobierno de Madrid.

Las primeras solicitudes para la formación de un organismo superior que regulase todas las funciones de la minería fueron llevadas a España por el visitador Don Joseph de Gálvez. Éstas contenían las ideas y experiencias de destacados mexicanos, entre ellos Don Juan Lucas de Lassaga, regidor de la Ciudad de México y Juez Contador de Mineros y Albaceazgos; y Don Joaquín Velásquez Cárdenas y León, abogado de la Real Audiencia y catedrático de Matemáticas de la Real y Pontificia Universidad Mexicana.

Las solicitudes presentadas a Carlos III por Gálvez señalaban, entre otras razones, la necesidad de unir la minería en un cuerpo y de elegir un tribunal que pudiera gobernarlo. El 1 de julio de 1776, el rey de España, Carlos III, expide en Madrid una Real Cédula, en virtud de la cual se resuelve que el gremio de la minería de la Nueva España se erija en forma de cuerpo, para lo que se le da el consentimiento y permisos necesarios.





En 1783 el mismo Carlos III expide las ordenanzas para la dirección, régimen y gobierno del Cuerpo de la Minería de la Nueva España y su real Tribunal General. En ésta se establecen las bases para la formación del Real Seminario de Minería, el cual estaría integrado por un Banco de Avío, un Tribunal y un Colegio de Metálica.

Por sus valiosos servicios, son nombrados Director General y Administrador, respectivamente, Don Joaquín Velásquez Cárdenas y León y Don Juan Lucas de Lassaga.

El Real Seminario de Minería es fundado el 1o. de enero de 1792 y se le dota del más distinguido cuerpo de profesores que pueda conjuntarse, encabezado por Don Fausto de Elhuyar.

El programa de estudios del seminario, dividido en cuatro años, incluía Matemáticas Superiores, Física, Química, Topografía, Dinámica, Hidráulica, laboreo de minas, lenguas y dibujos así como una práctica activa en algún real de minas, amen de la presentación de un gran acto público al término de la carrera, antecedente directo del actual examen profesional.

En el se editan los más avanzados libros técnicos y científicos de la época; entre otros, el Tratado de Química de Lavoisier, presentado por su alumno Don Andrés Manuel del Río, la traducción al castellano de las Tablas Mineralógicas de Karsten; la nueva Teoría y Práctica del Beneficio de los Metales Oro y Plata de Eguía; el Tratado de Amalgamación de Sonneschmidt; y los Elementos de Orictognosia del mismo Andrés Manuel del Río, que mereciera ser considerado por Humboldt como el libro más valioso de su época.

El seminario de Minería es el asiento del primer instituto de investigación científica del continente y sus egresados con el título de facultativos de minas obtienen el privilegio, a partir de 1797, de ser aceptados en el resto de América, en Filipinas y Europa.

México se convierte entonces en el principal exportador de conocimientos técnicos y científicos del continente, llegando a poseer la vicepresidencia de la Asociación Mundial de Minería.

En 1803 Alexander Von Humbolt visita México, y al conocer el Seminario lo conceptúa entre las instituciones de mayor valía en el mundo científico. Hace del seminario su centro de trabajo y le dedica la obra "Pasigrafía Geológica", misma que aparece como apéndice en la segunda parte de la Orictognosia de Don Andrés Manuel del Río.

En 1808 se instituyen en el seminario, junto con la primera Fundición de Artillería del país, los cursos que permiten complementar la educación de los colegiales para formarlos como oficiales artilleros o como ingenieros militares.

El seminario, produce una pléyade de jóvenes que al inicio de la gesta de independencia se unen a las fuerzas de Hidalgo. Entre ellos contamos a Casimiro Chowell, a Ramón Fabie, venido desde Manila a estudiar en el Seminario, a Rafael Dávalos, y a Vicente Valencia, todos ellos sacrificados en Guanajuato en 1810, y a Mariano Ximenez, director de artillería insurgente, fusilado junto con Hidalgo en Chihuahua en 1811.

En 1811, el Real Seminario de Minería pasa a ocupar el Palacio de Minería, cuya construcción se termina en el año de 1813.

A partir de 1825, los ingenieros mexicanos egresados del que pasa a llamarse Colegio de Minería, inician el establecimiento de la frontera septentrional del país, comenzando sus trabajos sobre el río Sabina, en la Texas mexicana, colindante con la Louisiana ya norteamericana.

Al clausurarse la Universidad en 1833, se crea el Establecimiento de Ciencias Físicas y Matemáticas, cuyo núcleo es el Colegio de Minería. En esos días, el director del Colegio es simultáneamente el director del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, más tarde la dirección del Colegio la asume el propio Ministro de Guerra. En 1843 se ofrecen en este Colegio las carreras de Agrimensor, Ensayador de Metales, Apartador de Oro y Plata, Geógrafo y por primera vez con esta denominación, de Ingeniero de Minas.

Leonardita, escultura de Sebastián frente a la biblioteca Enrique Rivero Borrell, en el conjunto de Ciencias Básicas (Anexo de Ingeniería) al sur de la Facultad. [1].En 1850 se establecen las materias conducentes al estudio de la carrera de Agricultura. Por esta época aún profesor del Colegio de minería, se debe un descubrimiento curioso; Don José Manuel Herrera, catedrático de Química, inventa, independientemente de Daguerre la fotografía. Por este hecho, la Universidad le otorga el grado de Doctor en Ciencias.

Después de la Guerra de Reforma, el presidente, don Benito Juárez, reorganiza la educación en el país y crea, apoyándose en el Colegio de Minas, la Escuela Nacional de Ingenieros, en cuyos planes de estudio se incluyen las carreras de Ingeniero Civil, de Minas, Mecánico, Electricista; a las que pronto siguen las de Topógrafo, Hidrógrafo y Agrimensor.

En 1910, ante el impulso de don Justo Sierra, se crea la Universidad Nacional siendo parte integral de esta la Escuela Nacional de Ingenieros, la que dos décadas más adelante se transforma en la Escuela Nacional de Ingeniería.

La creación de una división de investigación (el actual Instituto de Ingeniería) y de una de estudios superiores en la Escuela se logra gracias a la iniciativa del rector, Javier Barros Sierra, razón por la que es elevada al rango de Facultad en el año de 1959.

Divisiones

División de Ciencias Básicas.
División de Ingeniería Mecánica e Industrial.
División de Ingenierías Civil y Geomática.
División de Ingeniería Eléctrica.
División de Ingeniería en Ciencias de la Tierra.
División de Educación continua y a distancia.
División de Ciencias Sociales y Humanidades.

0 comentarios:


Publicar un comentario en la entrada

www.eltopografo.tk

Buscar en el blog del Topographo:

Cargando...